Páginas

jueves, 19 de julio de 2018

Otra vez una escuela rural fumigada.¡No existen las buenas prácticas!


Marcos Paz, 18/07/18
Comunicado de prensa



Tal como se comunicó el fin de semana, la Escuela de Educación Agraria Nro 1 de Marcos Paz, en pleno horario escolar, se vio afectada por fumigaciones con agrotóxicos a escasos metros de su cerco perimetral. El hecho representa una violación de la Ordenanza Municipal N° 44/12 y su modificatoria 56/16 de Marcos Paz, que establece que no se puede fumigar con agrotóxicos a menos de 1000 metros de los establecimiento educativos.
Dicha ordenanza municipal surgió del consenso democrático local y es el resultado de la lucha de los espacios colectivos socioambientales y gremiales de Marcos Paz que procuran un modelo productivo agroalimentario pautado bajo los preceptos del bien común, donde se respete el derecho a una ambiente sano, a la salud, el acceso al agua potable, al hábitat adecuado, a la alimentación adecuada y el derecho humano a la agroecología.
Como corresponde ante lo sucedido, los espacios que componemos la Multisectorial contra el Agronegocio, aplicamos estrictamente los pasos previstos en el Protocolo de Actuación ante una fumigación en las adyacencias de una escuela rural. En tal sentido, se ha formulado la denuncia penal correspodiente para que se proceda a la investigación judicial en los términos de la ley de residuos peligros 24.051, por la ayudantia Fiscal de Marcos Paz del Departamento Judicial de Mercedes, con vistas a constituirnos en parte querellante. En simultáneo se efectivizó la denuncia ante la UFIMA Unidad Fiscal Medio Ambiental. Y por último, pusimos en conocimiento de todo lo sucedido a la Defensoria del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.
También debemos repudiar el accionar cobarde de personas sin escrúpulos que presentándose como "productores sojeros perjudicados", profirieron insultos vía telefónica contra varios y varias miembros de la Multisectorial, con el fin de amedrentamiento. Le advertimos a esas personas, que desde la Multisectorial contra el Agronegocio, estamos dispuestos a un debate abierto, sincero y con respeto. También estamos convencidos de este reclamo contra un modelo contaminante, extractivista que solo mide rentabilidades económicas y no considera los costos socioambientales que genera a toda la sociedad.
Frente a una coyuntura que nos exhibe la coordinada afrenta de las grandes corporaciones y sectores ruralistas que fomentan el Agronegocio en consonancia con el Estado Nacional que, a través de las carteras ministeriales de Salud, Agroindustria, Tecnologia y Ambiente, justifica la apropiación de las semillas, la proliferación y uso de transgénicos y agrotóxicos bajo el manto del progreso y las buenas practicas, manifestamos de modo tajante como bien lo ha sostenido las Relatorías Especiales del Derecho a la Alimentacion Adecuada y de Desechos Quimicos y Derechos Humanos de la ONU, que ha llegado un punto de inflexión para el modelo agroindustrial.
Por eso instamos a repensar el modelo agroalimentario que se nos impone bajo los preceptos mercantilistas del agronegocio, mediante un debate democrático abierto, donde productores, consumidores y la sociedad civil en su conjunto sea parte del mismo.
En Marcos Paz, se ha dado un pequeño y ejemplar paso al establecer las distancias de protección de las escuelas rurales, respecto de las fumigaciones con agrotóxicos. Pero ello, debe ir acompañado de una política activa del estado para estimular, facilitar, concientizar a los productores y a toda la sociedad civil sobre la necesidad de producir alimentos sanos y preservar el ambiente y la biodiversidad, algo absolutamente posible.


Multisectorial contra el Agronegocio - La 41



Contactos:
Damián 11-3268-1022
Vanina 11-6492-1593
Ana María 11-6547-9425



miércoles, 18 de julio de 2018

Pedido de cambio de fecha de las elecciones de la CTA Autónoma

Desde la Campaña Nacional contra las violencias hacia las Mujeres (CNCVM) expresamos nuestro absoluto apoyo al pedido de modificación de la fecha del acto electoral a desarrollarse en la #CTAAutónoma. 
Dichas elecciones se efectuarán el próximo 8 de Agosto, día en que está previsto el tratamiento del Proyecto de Ley de#InterrupcionVoluntariaDelEmbarazo en la Cámara del Senado de la Nación. 


https://www.facebook.com/cncvhacialasmujeres/hc_ref=ARQssGsXTIJjBOhiFjs5C252SpSU1vTZEQqnoBCIhLqyVtuSEv5mjlBh4xhjxu5-3kg&fref=nf

martes, 10 de julio de 2018

Frente al nuevo intento de modificar la Ley de Semillas: Una vez más decimos ¡NO!

En el 2012, el gobierno de Cristina Fernández anunció el intento de reformar la ley de semillas con el fin de adecuar la normativa de nuestro país a un nueva etapa del agronegocio. Desde ese momento, año tras año, se viene intentando llevar adelante la modificación de esta ley en negociaciones cerradas con las corporaciones transnacionales, los intermediarios locales y los grandes productores. La falta de acuerdo entre los actores de la denominada Mesa de Enlace ha llevado las negociaciones a un constante callejón sin salida. Sin embargo, las grandes presiones de las empresas semilleras y productoras de agrotóxicos reposicionan el tema intentando generar múltiples y nuevos mecanismos que avalen la apropiación privada de las semillas que estas empresas comercializan.

Hoy, el gobierno de Mauricio Macri inicia una nueva ronda de negociaciones en el Ministerio de Agroindustria. Y aunque estas rondas se planteen “discutir los disensos” para generar un proyecto común que impulsar en el Congreso, hay dos cuestiones que se presentan como una realidad irrebatible. 

En primer lugar, esa discusión deja afuera las necesidades e intereses de agricultores y agricultoras familiares, comunidades campesino- indígenas, consumidores y consumidoras, y afectados y afectadas directas por el agronegocio. Nuestros disensos no son siquiera escuchados a pesar de que, desde los inicios, hemos planteado nuestras objeciones a esta reforma y hemos debatido públicamente nuestros posicionamientos sobre lo que es una agricultura deseable para la alimentación saludable de nuestra población. 

No se han escuchado nuestras denuncias de cómo el agronegocio actual, sus transgénicos y agrotóxicos, están acabando con el principal patrimonio que tenemos los pueblos para garantizar nuestra alimentación en el futuro, llevando a la pérdida del 75 % de las variedades de semillas agrícolas. Se ignora nuestro grito de denuncia sobre las millones de muertes y enfermedades, desplazamiento de pueblos enteros, deforestación, devastación de millones de hectáreas de tierra al dejarlas sin nutrientes, masiva contaminación, aporte significativo a la crisis climática y la desigualdad que provoca este modelo. Todos estos elementos demuestran que esta NO es una agricultura sustentable, ni el camino a seguir.

En segundo lugar, “trabajar con los disensos”, para los funcionarios del Ministerio de Agroindustria, tiene como horizonte un sólo acuerdo: generar una ley que limite nuestro derecho básico a guardar semilla, que cercene el libre acceso a la misma, que persiga y criminalice a quienes históricamente han producido y resguardado nuestros alimentos, y promover un sistema legal que permita la apropiación de las semillas por parte de las grandes corporaciones semilleras. 

El intento por modificar la ley de semillas ha tenido, además, muchos ribetes judiciales demostrando que además de apelar a la modificación de la Ley de Semillas las corporaciones también buscan utilizar el sistema de patentes para lograr el control sobre las semillas. 

En ese sentido, la empresa Monsanto (todavía no fusionada con Bayer, en Argentina) ha reclamado desde 1996, la patente sobre plantas genéticamente modificadas que contienen el transgén que hace a los cultivos tolerantes a los herbicidas. Frente a este intento, la Justicia (a través de una sentencia de la Cámara Federal Civil y Comercial de la Capital Federal) rechazó su pretensión de apropiación y dejó bien en claro que la naturaleza no se patenta y que la inserción de un gen no es un invento sino una mera innovación que no otorga derechos de propiedad. Dicha sentencia está a la espera de una decisión final de la Corte Suprema de Justicia. Mientras, y aún pendiente la decisión de la Corte, tanto Monsanto como Bayer han iniciado nuevos procesos judiciales, reclamando ahora los derechos de patentes sobre las secuencias genéticas. Alegando que las semillas serian “meras portadoras” de una secuencia genética manipulada en el laboratorio, las empresas buscan presentarlo como un invento con el fin de que se les reconozca el derecho de propiedad. Lo que se procura es modificar, subrepticiamente, los actuales criterios de la UPOV '78 que rigen la ley, e introducir reglas y criterios propios de la UPOV '91, lo cual es inconstitucional. 

Asimismo, y en paralelo a los reclamos legales apuntados, las grandes empresas (con Monsanto y Bayer a la cabeza) no han dudado en intentar imponer contratos privados ilegales para el cobro de regalías a los productores, cuando esto ha sido necesario. 

De esta manera, las empresas pretenden avanzar en un terreno extremadamente grave a través del reconocimiento de derechos exclusivos a las corporaciones biotecnológicas y semilleras, en desmedro de los derechos de medianos y pequeños agricultores y campesinos, mediante la prohibición del uso propio de las semillas, la criminallización de los productores y productoras, y la restricción irrazonable a los modos y costumbres que gobernaron miles de años a la agricultura en la humanidad. 

Así, se busca obtener patentes sobre la vida, algo que nuestra Ley de Patentes expresamente prohíbe, y violar el fin preambular de la Constitución Nacional: el bien común. 

Todas estas estrategias muestran que la semilla se ha vuelto hoy una importante fuente de poder, fundamental para el control de la agricultura y la generación de ganancias. Pero también base de la biodiversidad del planeta, es el principio de nuestra nutrición y nuestra vida. 

Por esto, queremos expresar que nuestra Multisectorial se opone a la realización de modificaciones a la Ley vigente en las condiciones actuales.

Creemos que los principios irrenunciables para el abordaje de una Ley de Semillas en Argentina son: 


El rechazo a toda forma de propiedad intelectual sobre las semillas. Las semillas agrícolas han sido y siguen siendo una creación colectiva de los pueblos y los intentos de apropiación y privatización a través de los derechos de obtentor, patentes o normas de calidad son una amenaza a la soberanía alimentaria de los pueblos. El material genético que contiene es preexistente, y no el resultado de un invento humano. Es por esto, por la historia del trabajo humano que contiene, que no puede ser patentado. 


El derecho de nuestros pueblos a nutrirse soberanamente: las semillas son fuentes de alimento y de salud; es por esto por lo que debemos decidir qué plantamos, qué sembramos, con qué nos alimentamos y sanamos nosotros y nuestros hijos. 


El derecho sin restricciones al uso propio de la semilla. 


La preservación de la biodiversidad de nuestros territorios. 


El resguardo, defensa y libre circulación de las semillas nativas y criollas. 


La participación decisiva de las organizaciones campesinas, de agricultura familiar y pueblos originarios en todas las instancias que intervengan en la producción agrícola de nuestro país. 


Que el Estado abandone el impulso al agronegocio, el control corporativo de nuestra agricultura, el uso de semillas transgénicas y la aplicación de agrotóxicos y la entrega de nuestros bienes comunes naturales a través de los Tratados de Libre Comercio. En cambio, debe promover una transición urgente hacia un modelo regional agroecológico de base campesina con real participación de las comunidades involucradas y orientado a lograr la Soberanía Alimentaria en nuestro país; para que el hambre deje de ser un crimen sobre nuestro pueblo. 


El reconocimiento del rol de las mujeres en la reproducción y cuidado de nuestras semillas frente a la omnipresente voz masculina y patriarcal del agronegocio. 

Las organizaciones campesinas, indígenas, ambientalistas, asambleas y movimientos sociales, nucleados en esta Multisectorial, junto a decenas de organizaciones de Argentina, Latinoamérica y del Mundo, seguiremos luchando contra la reforma de la ley de semillas a través de la visibilización, movilización, presentaciones legales (como ha sido el caso de la presentación de un Amicus Curiae que garantice el rechazo de la Corte a la demanda de Monsanto). 

Asimismo, continuaremos exigiendo que se cumpla con el artículo 20 de la Ley General de Ambiente (N° 25.675) que obliga a las autoridades a “institucionalizar procedimientos de consultas o audiencias públicas como instancias obligatorias para la autorización de aquellas actividades que puedan generar efectos negativos y significativos sobre el ambiente”, así como también a cumplimentar el artículo 169 de la Organización Internacional de Trabajo (ratificado en el marco de la Constitución Nacional) a generar consultas previas a los Pueblos Originarios con el fin de participar a la sociedad y sus organizaciones en esta decisión en la que están en juego intereses fundamentales de nuestro país.

Invitamos a todas las organizaciones territoriales, asambleas ambientales, espacios artístico- culturales, organizaciones feministas, movimiento estudiantil, movimientos y corrientes sindicales y todxs lxs interesadxs en luchar para frenar la privatización y el control de nuestras semillas y por nuestra Soberanía Alimentaria, a sumarse a la Multisectorial contra la Ley Monsanto de Semillas en Argentina. 




¡Las semillas son un Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad!

¡NO A LA NUEVA LEY BAYER-MONSANTO DE SEMILLAS!

¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LAS SEMILLAS Y LA VIDA!

¡FUERA BAYER-MONSANTO Y LAS CORPORACIONES DEL AGRONEGOCIO DE AMÉRICA LATINA!

¡POR UNA AGRICULTURA PARA ALIMENTAR Y EN MANOS DE LOS PUEBLOS!





Adhesiones: noalanuevaleydesemillas@gmail.com



Frente Popular Darío Santillán – CN, Pañuelos en Rebeldía, Tierra para Vivir en COB La Brecha, Greenpeace Argentina, Calisa Fauba Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de FAUBA, ECOS de Saladillo, ONG Naturaleza de Derechos, Colectivo Tinta Verde, GRAIN, Acción por la Biodiversidad, Patria Grande, PTS en el Frente de Izquierda, Red de plantas saludables y buen vivir de Buenos Aires, Huerquen, comunicación en colectivo, Asociación por la Justicia Ambiental - AJAM -, Amigos de la Tierra Argentina, Movimiento Nacional Campesino Indígena MNCI - Via Campesina, Red Ecosocialista de la Argentina, MST Movimiento Socialista de los Trabajadores, Espacio de Lucha Territorial Río Bravo en SUBVERSIÓN , Frente Universitario de Lujan en SUBVERSIÓN, Red Nacional de Abogados de Pueblos Fumigados, Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de Nutrición UBA, Red Nacional De Acción Ecologista Renace, CTA – Autónoma, Asamblea No a la entrega de la Costa Quilmes-Avellaneda, Todos los 25 hasta que se vaya Monsanto, Movimiento Estudiantil Liberación, Colectivo Documental Semillas, Red Semillas de Libertad, MPR Quebracho, CTD Aníbal Verón, Movimiento Estudiantil Liberación, Corriente Nuestroamericana de Trabajadores 19 de Diciembre y Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la UNLP, Asamblea Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires, Asociación civil BePe, Maela, Acampa - Asociación de campesinos del Abaucán.

jueves, 7 de junio de 2018

Toma del recinto del consejo superior de la UNLu

Luján,  7 de junio de 2018


En el día de la fecha, y tras una nueva embestida privatista de la gestión encabezada por el rector Antonio Lapolla y la vicerrectora Anabella Gei, la Asamblea por el Comedor Universitario ha resuelto la toma del recinto del consejo superior, en repudio absoluto a la predisposición de las y los consejerxs de votar un llamado a licitación para continuar con la escalada de privatizaciones dentro de nuestra Casa de Altos Estudios.

Cabe destacar que esta iniciativa que el cuerpo de consejeros votó, constituye una nueva violación a la autonomía universitaria, ya que desconoce una resolución previa que data del año 2012 (RES-HCS0636/2012) en la cual se aprobó por unanimidad la creación e implementación de un bar-comedor autogestionado por la comunidad universitaria. Contrariamente a la resolución mencionada, se aprobó el dictamen de la comisión asesora permanente del comedor universitario, el cual define los “lineamientos de contratación del servicio de bar-comedor de la sede central de la UNLu”. De esta forma, dan pie una vez más a la tercerización del servicio, dejándolo en manos de un privado para que éste  lo explote bajo la lógica de la ganancia, con menúes cuyo costo será inaccesible para la mayoría de los miembros de la comunidad universitaria, tal y como sucede con los bares comedores del Centro Regional San Miguel, Delegación San Fernando y el ya existente de la Sede Central.

En una larga sesión de debate, en la que intervinimos las diversas organizaciones estudiantiles, centros de estudiantes y estudiantes independientes, quienes esgrimimos un alto número de argumentos en favor de la autogestión universitaria, mencionando y recordando el 2% del presupuesto aprobado en 2012 destinado a la implementación del mismo, demostrando los ejemplos de las Universidades Nacionales donde ya existen comedores universitarios, que funcionan otorgando un menú por debajo del costo.  Este Consejo Superior tomó la decisión política de avanzar en pos de la privatización, lo cual pone en evidencia que la “preocupación” que decían tener respecto a los dichos de la gobernadora en su comunicado, no son más que tibias frases para lavarse la cara, mediante un triste intento de contentar a nuestra comunidad. La tercerización del servicio del comedor se suma a las escuetas becas otorgadas este año, el boleto estudiantil insuficiente, los apuntes en manos de privados; en línea con la avanzada de la mercantilización de la educación y del conocimiento.

Las y los estudiantes, en cambio, repudiamos los dichos de Vidal y nos unimos en la lucha por la defensa de la educación pública. Estamos convencidos que un Comedor Universitario Autogestionado es parte fundamental de las políticas públicas que permiten el ingreso de la clase trabajadora a las universidades, sumado a un boleto estudiantil que cubra nuestras necesidades de movilidad, acceso al material bibliográfico y de formación académica debajo del costo. También nos mueve la convicción que la lucha estudiantil es la que conquista estos y todos los derechos inherentes a toda la comunidad universitaria. Tal y como lo hicieron las y los compañeros de la Reforma Universitaria del 18, nosotrxs continuamos la lucha por una Universidad Pública, Gratuita y Laica.

Asamblea por el Comedor Universitario Autogestionado

Adhieren:

Movimiento Independiente de Agronomía

Frente Universitario de Luján-Subversión

Frente Juvenil Hagamos Lo imposible

Corriente Estudiantil Julio Antonio Mella

Juventud del PTS

Las Rojas

Cosecha Colectiva-CR Campana

Izquierda Socialista

Agrupación Política Nueva Opción

MST

Agrupación Independencia

Centro de Estudiantes de: Trabajo Social Luján, Historia, Geografía, Agronomía, Ciencias de la Educación.

sábado, 12 de mayo de 2018

1ro de MAYO de 2018


Consideramos oportuna la situación actual, para reproducir el comienzo de nuestra declaración del año 2016, cuando decíamos lo siguiente:
Recordando para reflexionar. Reflexionar para organizarnos. Organizarnos para luchar
Quice años atrás, Mayo de 2001, el ex Ministro de Economía del gobierno de Fernando De la Rúa y la Alianza ), Domingo Cavallo, anunciaba el "megacanje" (de la deuda externa), un nuevo plan de ajuste fiscal, la reanudación de negociaciones y préstamos del FMI para avanzar al plan de "Déficit cero". Por dicho "megacanje", el actual presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, está procesado y embargado por presunto delito económico. No sólo Sturzenegger fue parte del gobierno de De la Rúa sino que también muchos dirigentes del actual gobierno de Macri y, de los gobiernos anteriores de Nestor Kirchner y de  Cristina Fernández de Kichner. Una suerte de reciclaje de funcionarios. Un lavado de cara, algo de maquillaje y otra vez a cumplir su rol de chantajear a la clase trabajadora”
No es una novedad para nadie que el tremendo ajuste actual es producto de la decisión del gobierno nacional y del Pacto Fiscal, suscrito por el mismo y prácticamente todos los gobernadores provinciales, sean del color político que sean, al igual que la escandalosamente injusta Reforma Previsional aprobada, por todos ellos, en diciembre pasado, después de una brutal represión.
Ahora, vienen por la Reforma Laboral, para ser aprobada aunque sea en partes que la hagan mas digerible. Tres proyectos de ley ha presentado el gobierno nacional. Pero ya la están llevando a cabo, o intentando, mediante los “techos salariales“, cesantías y modificación de los Convenios Colectivos de Trabajo, gracias a la inocultable colaboración de las siempre corruptas y traidoras burocracias sindicales.
No obstante, las conducciones sindicales honestas, combativas, clasistas y democráticas, resisten y luchan. Sabiendo, que no pueden esperar solidaridad de la CGT, máxima expresión de las burocracias sindicales.
Hoy, en el cordón industrial del Gran Rosario, se está librando una batalla determinante entre los objetivos e intereses del capital, y sus expresiones políticas, sindicales y empresariales: Macri y su gobierno, la llamada “oposición” política dadora voluntaria de “gobernabilidad”, la burocracia sindical, y la multinacional “Cargill” como cabeza de lanza de las patronales en general y aceiteras en particular, por una parte, y el Sindicato rosarino y la Federación Nacional aceitera acompañados por sindicatos clasistas, democráticos, combativos, y todo el movimiento obrero y popular, solidario y consciente del carácter de la lucha, que va mucho más allá de los compañeros aceiteros por la reincorporación de los cesantes y la defensa del CCT, por la otra.
Así como en la actualidad el Ministerio de Trabajo de la Nación, con el inefable Triaca, hijo de Triaca, aun no validó a las autoridades legítimamente elegidas al frente de la Federación Aceitera, es dable recordar que el anterior Ministro de Trabajo Carlos Tomada, del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, también se negaba a validar el acuerdo salarial conquistado en paritarias por los trabajadores aceiteros, con la pretensión de poner techo a los salarios. Entonces, mayo de 2015, los y las trabajadoras aceiteras sostuvieron una heroica y triunfante lucha, al cabo de 21 días de paro nacional, movilizaciones y piquetes obreros, acompañados, como ahora, por la solidaridad de clase, y del movimiento popular en su conjunto.
Como siempre, las crisis que ellos generan, en su beneficio, pretenden que la paguemos. Quienes? Nosotras y nosotros, la clase trabajadora, las y los explotados/as, las y los marginadas/os, las y los pobres de toda pobreza de las ciudades y el campo.
Explotan día a día nuestro trabajo, nos “ajustan” para pagar con distintos planes y discursos. Nos achican los salarios cerrando nuestras paritarias por debajo del aumento del costo de vida (con la complicidad de las conducciones burocráticas en nuestros sindicatos), nos aplican un tarifazo desorbitante, transfiriendo millones a sus arcas, mientras han quitado retenciones e impuestos a la minería y a los cereales y,en estos días, además, con una gigantesca especulación financiera. Siempre nos ajustan a los/as trabajadores/as, con distintos discursos y planes.
En definitiva, nuestros gobiernos de turno, son sostenedores de un mismo sistema. Un sistema capitalista que bajo la dominación del capital financiero, sostiene un modelo de producción basado en la super-explotación de de la clase trabajadora, y simultáneamente de los recursos naturales. Desmontan bosques nativos, derriban cerros, expulsan campesinos y pueblos originarios, destruyen cualquier posibilidad de diversidad en el cultivo para desarrollar el mono cultivo de la soja con sus secuelas de envenenamiento, sequías e inundaciones y todo tipo de calamidades que hoy en día vemos y confirmamos.
Volviendo en el tiempo, sin pretensión de historiadores. Recordamos que 152 años atrás, el 1ro de Mayo de 1886, se declaraba la huelga general en EEUU, por las 8 horas de trabajo, ya que por aquella época la jornada de 10, 12 o 14 horas era obligatoria. La huelga paralizó 12.000 fábricas a lo largo de EEUU y se extendió por varios días con luchas callejeras y, por supuesto la represión policial de la burguesía.
Para el 4 de mayo ya todo Chicago estaba de huelga, con miles y miles de manifestantes. Represión policial brutal, terror,  salva tras salva de fuego contra la multitud. 7 agentes policiales mueren, la mayoría por sus propias balas. La clase dominante utilizó este incidente como pretexto para desatar su ofensiva en las calles, los tribunales y la prensa de la burguesía,  que ya entonces jugaba su papel. Llenaron las cárceles de huelguistas y revolucionarios. Entre ellos. George Engel, Samuel Fielden, Adolf Ficher, Luis Lingg, Michael Schwab, Albert Parson, Oscar Neebe y August Spíes, todos miembros de la Asociación Internacional del Pueblo Trabajador.
Mediante un juicio totalmente manipulado y acusados falsamente de un asesinato por un incidente con una bomba, todos fueron encontrados culpables y condenados a muerte, a excepción de Oscar Nebbe condenado a 15 años de prisión.
Desde entonces, conmemoramos, en todo el mundo, con actos, huelgas, luchas, alegrías, dolor, broncas... en fin, como podemos. Pero siempre desde la perspectiva de la clase trabajadora y en defensa de nuestros derechos y nuestros intereses.
Lamentable e irónicamente, en EEUU particularmente, pero también en Europa, en Nuestra América y en todo el mundo, las conquistas que supimos alcanzar están siendo revertidas por los gobiernos, las multinacionales y la burguesía en general como clase social. Ahora de manera más sutil, aunque no menos brutal, mediante el control ideológico y cultural. Con las burocracias sindicales sobornadas al mejor postor, cuando no directamente empresariales, traicionando los mandatos y las luchas de miles y miles de trabajadores y trabajadoras y de aquellos que desde 1886 conocemos como los "Mártires de Chicago"
Hoy, este 1ro de Mayo de 2018, rendimos homenaje a aquellos/as mártires, y a los y las miles de luchadoras y luchadores que en todo mundo resisten la explotación, la inmoralidad, la corrupción y todas y cada una de las injusticias propias e inherentes al sistema capitalista. Pero el mejor homenaje es continuar su lucha. Y en este día, aquí, en este acto frente a la planta de la multinacional de Cargil como parte de una batalla, que continuará, y deberemos multiplicar los esfuerzos para culminar la misma, con un triunfo que no será solo de los y las compañeras aceiteros/as, sino de toda la clase trabajadora.
Por
EL TRIUNFO DE LA LUCHA DE LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES ACEITEROS/AS Y SU CONDUCCIÓN, ACOMPAÑADOS/AS DE LA SOLIDARIDAD DE CLASE
REINCORPORACIÓN DE LOS/AS TRABAJADORES/AS DESPEDIDOS/AS Y CESANTEADOS/AS EN TODO EL PAIS
SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL SEGÚN PRECEPTO CONSTITUCIONAL HOY $ 35.000,00 PARA FAMILIA TIPO.
POR LA DEMOCRACIA SINDICAL. TERMINAR CON LAS BUROCRACIAS TRAIDORAS
NO AL TARIFAZO IMPAGABLE QUE SOLO BENEFICIA A LAS EMPRESAS Y AL GOBIERNO
NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, ILEGAL, INMORAL, Y FRAUDULENTA
FUERA LA MEGAMINERÍA. BASTA DE SAQUEO Y MUERTE
NO AL MODELO DE MONOCULTIVO SOJERO Y LOS AGRONEGOCIOS
ORGANIZARNOS PARA LUCHAR - LUCHAR PARA ORGANIZARNOS
POR LA UNIDAD PARA CONSTRUIR UN GRAN MOVIMIENTO ANTIMPERIALISTA,
ANTICAPITALISTA, SOCIALISTA Y ANTIPATRIALCAL


SUBVERSIÓN

A 42 años del Golpe de Estado cívico- eclesiástico- militar gritamos “Los pueblos originarios exigen su NUNCA MAS”


(*)Rodolfo Walsh decía, en su Carta Abierta a la Junta Militar, escrita unos días antes de su secuestro, que “aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas”.
Hoy, 42 años después del Golpe de Estado cívico- eclesiástico- militar que secuestró, asesinó y torturó a miles de compañeros y compañeras, los estragos causados por la nefasta dictadura y las democracias que siguieron, se han transformado en una herencia pesada, que cobra vida en cada una de las injusticias cotidianas.
La complicidad de los gobiernos democráticos con el terrorismo de Estado muestran que la estructura institucional que ha sostenido a las fuerzas militares del “proceso” no han sido desmanteladas. La Obediencia Debida y el Punto Final, con Raúl Alfonsín, el Indulto de Carlos Saúl Menem y el estado de sitio de De La Rúa en 2001 muestran que, en dictadura o democracia, los mecanismos represivos en manos de las fuerzas son siempre funcionales a las necesidades del capital. Incluso la impunidad de Cristina Fernández de nombrar a César Milani (juzgado por la desaparición del soldado Ledo) como jefe de las Fuerzas Armadas, y la legitimación pública de la represión y asesinato, por parte del gobierno de Mauricio Macri, evidencia la necesidad constante de disciplinarnos.
La Justicia también sostiene este entramado. Juzga a cuentagotas a los viejos militares represores, ya caídos, y mira a un costado cuando hay que investigar a los exitosos empresarios de siempre, los hostigadores civiles de los crímenes de lesa humanidad, como Carlos Blaquier (dueño del Ingenio Ledesma) o Franco Macri; o a los responsables de una Iglesia Católica que se deshizo de los Padres Angelelli y Mujica.
Todavía hoy pagamos el estrago causado por una política económica que buscó desmembrar y disciplinar a la clase trabajadora.
Al día de hoy, son las mismas democracias las que han sostenido la estructura económica iniciada en la dictadura. Son esos empresarios criminales, incluyendo a nuestro actual presidente Macri, los beneficiados por una dictadura que estatizó sus deudas, en 1981, y que nadie investigó pero que Alfonsín, Menem, De La Rúa, Kirchner y Cristina Fernández aceptaron y pagaron hasta el cansancio, con el sudor de nuestro trabajo. Son esos mismos gobiernos que consolidaron el poder de los grandes capitales globalizados que dominan nuestras vidas. La concentración en grandes transnacionales, las millonarias ganancias ocultas del sistema financiero, la especulación inmobiliaria y la extracción de recursos naturales han sido sólo algunas de las formas en que la sangre de la clase trabajadora ha sido derramada durante la dictadura, y ha seguido cayendo en democracia. La burocracia sindical, lejana a los valores de justicia e igualdad de nuestras luchas en los 70s, es tambíén la responsable conviviente de un sistema capitalista que nos condena a salarios de miseria, a condiciones laborales cada vez más precarizadas -y legalizadas- y al crecimiento de la pobreza y la indigencia.
Es la consolidación de estas injusticias lo que alimenta el dolor de los hechos presentes.
Los secuestros de nuestras compañeras ayer se transforman en las desapariciones de nuestras mujeres hoy, en manos del femicidio y las redes de trata que las mismas fuerzas represivas alimentan.
La eliminación de una generación de jóvenes que creían en un mundo mejor para todos y todas, se plasma hoy en la desaparición de nuestros/as niños/as y jóvenes, en manos de la desidia, la pobreza, la droga y la indiferencia de las instituciones que lejos de cuidar, estigmatiza y criminaliza, busca culpar, juzgar, encerrar y matar sus sueños de una vida digna.
Las desapariciones de militantes se traducen hoy en las desapariciones de pibes y pibas en los barrios, víctimas del gatillo fácil. El silencio de los y las luchadores/as se transforma en judicialización de la protesta y persecusión laboral. La censura informativa y artística de los 70, hoy se consolida en el desguace de la educación pública, en el poder de los grandes medios de comunicación, en el constante asedio a quienes construyen la cultura popular, desde abajo.
Una vez más podemos ver que ¡el aparato represivo sigue intacto! Lo supo Julio Lopez, cuando lo desaparecieron por segunda vez. Lo supo Luciano Arruga, cuando se negó a delinquir para la maldita bonaerense. Lo saben los pueblos originarios que enfrentan las balas que se dirigen a ahogar su centenario reclamo por sus tierras ancestrales. Lo sabemos quienes día a día ponemos el cuerpo para construir un mundo diferente. Lo supieron Santiago Maldonado y Rafael Nahuel asesinados por entregar su lucha solidaria a un pueblo constantemente apaleado.
En una línea de continuidad entre los diferentes poderes del Estado (nacional y provincial), y sin importar el color político, se derriban las conquistas obtenidas por las históricas luchas de los organismos de derechos humanos y la clase trabajadora, reprimiendo y amedrentando, encerrando a los y las luchadores y luchadoras con causas inventadas, mientras que los genocidas que han cometido crímenes de lesa humanidadintentan ser beneficiados con la prisión domiciliaria, tal y como ocurrió con Miguel Etchecolatz, o se busca con Alfredo Astiz.
Este aparato represivo se disfraza ahora con ropas de democracia. Porque se ampara en leyes que aprueban los de arriba, para destruir a los de abajo. ¿O acaso no fue el Congreso de la Nación, llenándose la boca de pluralidad, quien votó en 2007 la Ley Antiterrorista o quien, en 2011, recrudeció las penas, dando un nuevo aval a esta ley que va en contra de la organización de la clase trabajadora en todas sus variables?
Porque no tenemos miedo, porque nos negamos a sufrir las diferentes formas de opresión que nos impone el sistema, 42 años después nos quieren ejemplificar y disciplinar a sangre y fuego.
Con esta antesala, más que nunca el NUNCA MAS se vuelve un signo de pregunta. Porque es evidente que los que escriben la historia hace siglos buscan aniquilar a nuestros pueblos ancestrales y poner sus territorios a producir para el mercado capitalista. Los Roca, los Alsina, los Martínez de Hoz de los comienzos de nuestro Estado nacional, hoy se llaman Benetton, Lewis, La Alumbrera.
La lucha por la dignidad y la devolución de los territorios extirpados a sangre y fuego a los pueblos originarios se contrapone a la violencia del despojo que atenta contra la naturaleza y nuestros lugares de vida, que militariza los territorios, y oculta y silencia a los asesinos.
Y la violencia de las armas se acompaña con la violencia de la palabra. Porque se busca estigmatizar la lucha de los pueblos originarios, creando “enemigos internos” e inventando “actividades terroristas” con el mero fin de judicializar y justificar la represión y asesinato de luchadores sociales.
Los poderes políticos violan cada uno de los protocolos de DDHH e ignoran sistemáticamente acuerdos internacionales, como el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), que intentan devolver sólo un poco de lo que tanto se le ha quitado a los pueblos originarios: el reconocimiento de su preexistencia étnica y cultural y la recuperación de sus tierras.
El Estado argentino militariza los territorios estratégicos para las ganancias de unos pocos, en una nueva Campaña del Desierto, liberandolos para la masacre de quienes los habitan. El poder ningunea la historia de nuestro continente, negando y disminuyendo la existencia de nuestros pueblos originarios. Un ejemplo de ello, son las declaraciones de Mauricio Macri en la Conferencia de Davos, el mismo 25 de enero, en las que plantea que “en Sudamérica, todos somos descendientes de europeos”, o la constante reivindicación que años atrás ha hecho en sus declaraciones el ex Ministro de Educación, Esteban Bullrich, de la “conquista del desierto”, desconociendo la explícita masacre que ha sido el avance y la constitución del Estado Nacional sobre los múltiples y diversos pueblos que han ocupado el continente desde siglos.
Seguiremos llenando las calles, las rutas, las plazas, todxs hermanadxs en esta lucha para que los pueblos originarios recuperen sus tierras. Porque el grito por “Justicia y Castigo” se transforme en la realidad de nuestra construcción cotidiana. Porque alguna vez, nuestros/as hermanos/as puedan gritar finalmente NUNCA MAS. Porque no queremos más presxs por luchar, y tampoco queremos más genocidas en sus casas.

Continuaremos en las calles porque en esta lucha se juega la historia de los de abajo, se juega nuestro presente … pero también es la lucha por nuestro futuro.


SUBVERSIÓN

*Las fotos fueron sacadas en las actividades realizadas en la Universidad Nacional de Luján (radio abierta, muestra fotográfica de "LatidoAmericano" y "La madre tierra tiene memoria") y en el Club Rivadavía (cine debate con los compañeros y compañeras de Arandú) 

viernes, 4 de mayo de 2018

4 de Abril- Compañero Carlos Fuentealba ¡PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE!

El 4 de Abril de 2007 las fuerzas policiales de la provincia de Neuquén, reprimieron una movilización y corte de ruta llevado a cabo por docentes de esta provincia, en la Ruta Nacional 22. Carlos Fuentealba es herido de muerte en este hecho tras recibir un disparo con arma de fuego a manos de José Darío Poblete, integrante del Grupo Especial de Operaciones Especiales (GEOP). Fuentealba muere un día después en el hospital provincial.

La orden de represión estuvo a cargo del gobernador y ex candidato a presidente Jorge Sobisch, del Movimiento Popular Neuquino. Las acciones de lucha por parte de los/as trabajadores/as de la educación, se daban en un marco de conflicto en torno al reclamo por mejoras salariales y de condiciones de trabajo, que llevaba adelante la Asociación de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Neuquén (ATEN).
A 11 años de su asesinato continuamos su lucha por la educación pública, contra la precarización de los y las docentes, denunciando las nefastas condiciones de trabajo y estudio, y seguimos exigiendo justicia, ya que sólo fue juzgado y condenado el autor material, pero fueron encubiertos los autores intelectuales.

¡¡¡Maestras y maestros luchando también están enseñando!!!


SUBVERSIÓN